Se presentaron ocho nuevos contagios, seis en una misma familia por no vacunación.Ya son 26 los casos en todo el país. Piden a la población a cumplir con todas las dosis.

Casos de sarampión  generan alerta de  vacunación en SaltaLa vacunación se ofrece en los centros de salud y hospitales de la provincia en forma gratuita. Archivo

La nueva tendencia “anti-vacunas” logró disparar el alerta nacional, luego de que se presentaran ocho casos de sarampión en el último mes. Desde 2000 que Argentina no presentaba contagios gracias a las campañas de vacunación para prevenir la enfermedad y a la adherencia de la población. Sin embargo, este año ya se cuentan 26.

En la actualidad, la moda antivacunas pone en riesgo la salud de la población ante una enfermedad que puede generar la muerte. En el caso de las embarazadas, puede llevar a un aborto, un parto prematuro o el nacimiento de un bebé con riesgo de padecer encefalitis.

En diálogo, Adriana Jure, responsable del Programa de Inmunizaciones del Ministerio de la Salud de la Provincia, expresó que la detección de los últimos ocho casos de sarampión en la provincia de Buenos Aires generó un estado de alerta nacional y, por tal motivo, desde el viernes se están enviando las notificaciones a los centros de asistencia sanitaria en la provincia para advertir cómo se debe actuar ante casos de fiebre y brotes en la piel.

Jure le pidió a la población que no está vacunada que se acerque a los centros de salud para completar los esquemas, que, además, son obligatorios. La profesional médica destacó que en el caso de los adultos que tengan dudas sobre el número de dosis que recibieron, se recomienda vacunar, para garantizar que se tiene a la población cubierta.

Una vez colocada la vacuna contra el sarampión, a los 15 días ya se cuenta con un proceso de inmunización, por tal motivo es que el Ministerio de Salud de la Provincia solicita a quienes viajen a zonas de riesgo, donde se presente la enfermedad, que se vacunen con tiempo.

Las personas de 5 a 54 años deben contar con las dos dosis contra el sarampión y la rubéola.

Las consecuencias

Gran parte de la población no conoce la enfermedad ni tiene la percepción del riesgo, porque no se presentaban casos en el país desde hace más de dos décadas. Sin embargo, el sarampión es mucho más que una erupción en la piel.

El sarampión puede ser mortal y puede complicarse con neumonías o encefalitis especialmente en los niños pequeños, u otitis y diarreas. En algunos casos, luego de 10 años de haber padecido la enfermedad se puede generar una panencefalitis esclerosante. Es una enfermedad neurológica de desarrollo progresivo.

A menudo, los signos y síntomas son sutiles, con disminución del rendimiento escolar, olvidos, rabietas, tendencia a las distracciones y somnolencia. Luego pueden aparecer alucinaciones y convulsiones generalizadas. La enfermedad casi siempre es mortal en 1 a 3 años (a menudo, una neumonía constituye el evento terminal), aunque algunos pacientes presentan una evolución más prolongada.

Desde el Programa de Inmunizaciones destacaron que a las personas nacidas antes del 65, no es necesario vacunarlas porque ya estuvieron en contacto con el virus, ya que no existían estas inoculaciones. La primera dosis de la vacuna contra el sarampión se coloca al año de vida y la segunda dosis a los 5 años. También se hace una vacunación adicional para los chicos de 1 a 4 años con la Triple viral.

Estas medidas a nivel nacional se dictaron luego de que la última semana se confirmaran ocho casos: cinco son chicos de 5 a 19 años, hijos de una mujer “antivacunas” que contrajo el virus y cuyo caso había sido notificado la semana pasada.

El cumplimiento del calendario de vacunación es obligatorio en todo el país y se apunta a que la población lo advierta como una “necesidad para la salud de todos”.

“Esta es una responsabilidad del sistema médico, los medios de información y la comunidad, que debe presentarse en los centros de vacunación”, destacó Adriana Jure, responsable del Programa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud de Salta.