El empresario sojero y precandidato a gobernador recibió un fuerte espaldarazo en las localidades de Cafayate, Tartagal y El Carril. El mensaje fue recuperar valores, devolver la autoridad a las maestras, combatir la droga y la corrupción.

A horas del inicio de la veda electoral de cara a las PASO provinciales del próximo 6 de octubre, el diputado nacional y precandidato a gobernador Alfredo Olmedo, recibió un fuerte espaldarazo de los vecinos de las localidades de Cafayate, Tartagal y El Carril.

Al grito de “Olmedo Gobernador”, el empresario sojero, junto a su compañero de fórmula Miguel Nanni, fue respaldado por más de 6 mil personas en la tierra del vino y cerca de 10 mil en la ciudad norteña. El último acto se llevó a cabo ayer en El Carril donde una multitud copó la plaza.

En cada uno de los lugares recorridos el mensaje fue volver al orden, el respeto y la educación, recuperar valores, devolver la autoridad a las maestras, combatir la droga y la corrupción.

En la oportunidad, se diferenció del resto de los políticos e insistió en la necesidad de llevar adelante una campaña limpia, respetando al ciudadano y cuidando el medio ambiente.