Los aumentos en el producto, que tienen un piso del 5%, son disímiles según el barrio y el comercio.

La carne subió en Jujuy hasta 15% en una semana VENTAS / SE PERCIBE MENOR CLIENTELA.

El promedio de los cortes especiales es de 300 pesos el kilo, y los más caros llegan a superar los 500 pesos en algunas carnicerías.

En el sector la semana anterior se hablaba de un posible aumento anticipado por sus proveedores, que finalmente se materializó.

“La verdad es que los proveedores subieron todos, el pollo, el cerdo subió muchísimo porque se disparó el maíz, y la carne también todo tuvo suba. La carne subió aproximadamente un 15%, y el cerdo se fue a un 25%”, explicó Pablo Carattoni, de una carnicería de avenida Almirante Brown.

En este sentido aseguró que las entregas de parte de los proveedores no se suspendieron tras la corrida del dólar, como sucedió en otros rubros, ya que son de esta zona.

En tanto, en otra zona de la ciudad conocida como la Vieja terminal sobre calle José de la Iglesia, una carnicería en la que se comercializa a menor precio admitió sin embargo que hubo aumento. “Fue de un 10 a 15%. Tengo en este momento todos cortes económicos”, precisó Javier Lezcano al respecto, y explicó que es por los proveedores y porque mezcla la carne vacuna y de novillo para poder vender en virtud de los altos precios de alquileres de la zona. De hecho, explicó que a diferencia de otras carnicerías, los precios se diferencian y es que por ejemplo la bola de lomo o cuadrada está a 280 pesos el kilo y asado a 190 pesos.

Por otro lado, en el Mercado central de calle Alvear se podía encontrar un incremento del 10 % en uno de las carnicerías, y en otra un porcentaje menor, del 5%. “Aumentó 10 a 12 pesos por corte”, explicó Miguel Jerez, de uno de los puestos de carne quien detalló algunos precios actuales de algunos cortes.

Entre ellos precisó que el sobaco está a 290 pesos el kilo, el lomo a 455 pesos, el asado a 320 pesos, y que el cerdo también aumentó, con lo cual pasó a costar 260 pesos la costilla y costeleta, y la pierna y paleta a 180 pesos el kilo. En tanto los supermercados suelen manejar otros precios, que en promedio rondan los mismos del Mercado Central y en carnicerías de barrios.

En uno céntrico, la carnaza común está a 179 pesos el kilo, bife angosto de novillo 219, roast beef a 299; tapa de asado a 229,90 pesos, matambre a 279,90 pesos, colita de cuadril de novillo a 349,90 pesos, cuadrada 299,90 pesos.

Para Ciccra, aumentó de precio y luego bajó

MIGUEL SCHIARETTI

El referente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, Miguel Schiaretti, explicó a BEl Tribuno Pque desde hace tres lunes el dólar se disparó y el productor ganadero decidió retener hacienda, no mandarla al mercado hasta que se estabilizara la situación que generó que esa semana el ingreso fuera del 40% menor. “Cuando eso ocurre el supermercadismo porteño se vuelve loco y levanta los precios de un 10 a 15%”, agregó. Detalló que estos precios se mantuvieron la segunda semana y la siguiente cuando el ingreso se empezó a normalizar los precios cayeron de manera significativa, de modo que para el lunes el aumento que quedó de la hacienda era del 4% y ayer aún retrocedía 1 o 2 pesos. Estimó que es posible que culmine la semana con los valores previos al conflicto del dólar

Pese a ello en Jujuy se percibió un aumento del 5 al 15%, por lo que el dirigente de Ciccra consideró que el aumento tiene que ver con los aumentos de precios del ganado en pié, pese a que se retrotrajo casi totalmente, y con “el efecto especulativo que hacen casi todos los vendedores de cualquier producto”.

Consideró que la producción del NOA viene creciendo en forma lenta y constante en la producción de animales terminados a corral, se produce maíz y se los engorda en el lugar, pese a que se sigue importando carne de otras regiones del país, pero que si siguen trabajando así podrían lograr el autoabastecerse.

Por otro lado explicó que el consumo en el país cayó de manera significativa, que en los últimos 12 meses era de 52,5 kg per cápita por año y en julio el consumo registrado fue de 50 kg, por la disminución del poder adquisitivo de la gente.

En tanto, las exportaciones vienen aumentando en los últimos cuatro años. En 2015 se exportaron 180 mil toneladas (tn), en 2018 fueron 550 mil tn, y este año podría alcanzar las 700 mil tn, pero estimó que el 2020 no aumentaría porque tampoco lo haría la oferta.