Aunque estiman que la superficie a atacar es extensa, solicitaron un helicóptero para tener la mayor certeza posible.

Brigadistas jujeños ya combaten el fuego en San Rafael (Bolivia)

La delegación jujeña se compone de 21 integrantes de la Brigada de Incendios Forestales y también de cinco bomberos.

Ezequiel Morales, jefe de la Brigada que depende del Ministerio de Ambiente de Jujuy, comentó al diario boliviano El Deber que en su primera noche en ese territorio tuvieron que dormir en una estancia ganadera, y que ante la falta de colchones tuvieron que hacerlo en el suelo.

“Ya estamos trabajando, hemos sacado una imagen satelital y tenemos un aproximado de 64.000 hectáreas del foco para atacar. La gente ya ingresó, nos vamos a sumar al trabajo de ellos. Lo ideal sería hacer un sobrevuelo para saber la magnitud de esto”, dijo el brigadista jujeño, quien indicó que para que esta misión viajaron con un camión hidrante y dos camionetas de apoyo.

Además, agregó que existe el temor de que el fuego, que es de gran magnitud, puede extenderse aún más por esa llanura de gran vegetación y las condiciones climáticas.

Algunos inconvenientes

En su llegada al vecino país, la delegación jujeña hizo una parada en una estación de la zona donde querían cobrarle la gasolina a precio internacional. La confusión fue remediada rápidamente gracias las gestiones realizadas en la Agencia Nacional de Hidrocarburos de Bolivia (ANH). Otro imprevisto que surgió fue la necesidad de un helicóptero para sobrevolar la zona, además de una radio e internet, lo cual no habían conseguido hasta ayer. Cabe señalar que en un primer momento los jujeños estaban destinados a Roboré, pero a último momento se los cambió a San Rafael.