Una cámara del mismo comercio registró el momento en que uno de los delincuentes pone la punta del arma en la cabeza de la víctima.

El miércoles por la noche tres hombres encapuchados y armados ingresaron a un comercio ubicado en las calles 25 de Mayo y Rivadavia de Joaquín V. González. El accionar de los delincuentes quedó registrado en una de las cámaras que tiene el minimercadito, por lo que según lo informado por fuentes de la investigación a El Tribuno, la Policía junto a otras áreas de la fuerza trabajan intensamente para llegar al paradero de los tres ladrones.

Las imágenes (ver web de El Tribuno) son impactantes. Mientras el hombre, víctima del robo calificado, sale de atrás de un mostrador donde se encuentra la caja registradora, hablaba con su teléfono celular, ingresan los tres malvivientes. Uno intercepta al comerciante por atrás y le pone la punta del arma en la cabeza, el segundo ladrón intenta cerrar el local y el tercero, también armado, se dirige hacia otro sector donde había clientes. Según lo manifestado por las víctimas, ninguno sufrió golpes.

En más de una oportunidad, el delincuente que inmoviliza al comerciante le propina golpes en la cabeza con la culata del arma, mientras el ladrón que intentaba cerrar la puerta se dirige hasta la caja registradora desde donde sustrae el dinero en efectivo. Según la denuncia, también se llevaron varios celulares, billeteras y dinero en moneda extranjera entre otros elementos. Con los objetos y el dinero en su poder, trasladan al comerciante hacia otro sector del minimercado y se retiran tratando de no levantar sospechas.

El peligroso robo ocurrió en un comercio ubicado a solo tres cuadras de la dependencia policial, está atrás de una iglesia y a metros de la plaza principal de Joaquín V. González. Para varios de los vecinos de esa zona céntrica el brutal robo que uno de los comerciantes sufrió el miércoles por la noche es un hecho aislado, “no suele haber robos de ese tipo”, dijo una de las personas. Sin embargo, el suceso provocó el alerta entre los comerciantes de la ciudad.

Momentos de enorme tensión se vivieron en el local comercial ubicado en el centro de J.V. González, el registro de una de las cámaras ya fue analizado y estudiado por los investigadores quienes siguen de cerca los rastros de los delincuentes.