La mayoría de las aulas de las escuelas de la provincia permanecieron vacías.

Pese al decreto  del Gobierno,  persiste el paro  de los docentesPocos alumnos, esa postal se repitió en casi todas las escuelas de la provincia.

El Gobierno de la Provincia esperaba que un sector importante de los docentes autoconvocados regresara a las aulas ayer, luego de dos semanas intensas de paro. La fractura entre los autoconvocados que se produjo el viernes durante la asamblea y el decreto 1046 que firmó el gobernador JUAN MANUEL URTUBEY para oficializar una suba del 7,5% con el sueldo de julio generaban expectativas. Sin embargo, la mayoría de las aulas de las escuelas públicas de Salta permanecieron vacías durante la mañana.

A algunos establecimientos directamente no fue ningún maestro. Pocos docentes levantaron el paro durante la jornada de ayer. Las puertas de las instituciones educativas estaban cerradas y los patios, en silencio y aún esperando los juegos de los chicos durante los recreos. Solo concurrió el personal administrativo y los pocos docentes que no se adhirieron a la medida de

Si bien no hubo estadísticas oficiales sobre el acatamiento, desde el movimiento de autoconvocados hablaron de un 80%.

Realizó una recorrida por distintos establecimientos educativos de la ciudad. En las escuelas relevadas, el porcentaje de adhesión de docentes no bajaba del 50 por ciento y, en muchos casos, superaba el 90 por ciento.

En la escuela Julio Argentino Roca, ubicada en la calle Buenos Aires 750, en el turno tarde, un 75 por ciento de maestros no concurrió a dar clases, mientras que a la mañana el porcentaje fue menor y llegó al 50 por ciento. De 64 docentes que tiene la institución, contando los dos turnos, tan solo 24 asistieron.

En la escuela Independencia Nacional, del barrio Juan Calchaquí, la adhesión al paro por parte de los docentes era total. La situación en la escuela Justo José de Urquiza no fue diferente. Un 69 por ciento de los docentes se plegaron al paro.

Por zonas

Según los datos aportados desde diferentes escuelas de la zona sur, en la escuela Delfín Leguizamón hubo un 95% de docentes ausentes; en la Almirante Cristóbal Colón, 80%; en Nuestra Señora del Milagro, 80%; escuela General Juan José Valle, 97%, y en la Legado General Güemes, 97%.

En la zona centro, según diferentes fuentes docentes de los establecimientos educativos, la ausencia fue: en la Arturo Illía, 95% de maestros faltaron; en la escuela Juan Bautista Alberdi, en tanto, 50%.

En la zona Norte el paro fue dispar aunque con un alto porcentaje de adhesión. En la Batalla de Salta llegó al 60%; en la escuela 20 de Febrero, 80%; en la escuela Benita Campo, 60%; en la Pereyra Rozas, 98%; en Ciudad del Milagro, 90%, y en la escuela René Favaloro, 90%.

En la zona oeste el nivel de acatamiento fue alto: escuela Roberto Romero, 100%; Profesor Oñativia, 85%; Nuestra Señora de Atocha, 86%, y Mariano Boedo, 80%.

Movilización

Después de 11 días de paro, miles de docentes siguen sin asistir a las aulas. Unos 600 autoconvocados volvieron a realizar una manifestación, a la que en este caso denominaron “Marcha Blanca”, durante la mañana en calles céntricas. Otro grupo se instaló en el expeaje Aunor, donde cortaron la circulación vehicular cada 10 minutos.

A las 9 de la mañana comenzaron a llegar los primeros maestros, la marcha estaba pactada para esa hora, sin embargo terminó comenzando cerca de las 10.30.

Una columna importante de docentes se movilizó por las calles de la ciudad en rechazo al decreto firmado horas antes por el gobernador Juan Manuel Urtubey. La marcha fue transmitida en vivo por el Facebook de los autoconvocados.

Las redes sociales de los docentes también estuvieron muy activas durante la jornada de ayer. Además de transmitir en vivo la movilización, salieron a desmentir algunas publicaciones que se hicieron durante la mañana. El cuerpo de delegados también se preocupó por aclarar que los docentes autoconvocados no había firmado ningún decreto y rechazaban la información que había circulado en algunos medios de prensa.