El objetivo de la empresa es reducir la presión sobre las personas, cuya salud mental puede verse afectada por este tipo de escrutinio.

Instagram (propiedad de Facebook) empezó este jueves a esconder los “likes” (“Me gusta”) de sus plataformas en varios países. “Queremos que Instagram sea un lugar de expresión personal donde la gente se sienta cómoda” indicó en un comunicado la directora de Facebook Australia y Nueva Zelanda, Mia Garlick.
Esperamos que esta decisión quite presión sobre el hecho de cuántos ‘likes’ se van a recibir, para que la gente se concentre en compartir las cosas que quiere”, manifestaron.
“Esperamos que esta decisión quite presión sobre el hecho de cuántos ‘likes’ se van a recibir, para que la gente se concentre en compartir las cosas que quiere”, manifestaron.
Australia, Italia, Irlanda, Japón, Brasil y Nueva Zelanda son los países donde se va a probar esta nueva política. En Canadá rige desde mayo. Más adelante se probaría en Latinoamérica y Estados Unidos
A pesar de que los likes no serán visibles para los usuarios, sí habrá una forma de saber cuántos se han generado clickeando en otra página.
Algunos estudios sugieren que Instagram puede afectar negativamente a sus usuarios. En 2017, un informe de la Sociedad Real de Salud Pública (Royal Society for Public Health) de Reino Unido calificó a Instagram como la peor red social para la salud mental de los jóvenes.