Los “tacheros” salteños bloquearon unidades del Bus Turístico Salta para que no les “robaran” pasajeros hacia ese punto de la ciudad.

El sábado pasado trabajadores del volante de distintas agrupaciones sindicales impidieron la circulación de dos unidades de la empresa Bus Turístico Salta SRL con parada en Plaza 9 de Julio, y que tenían intenciones de trasladar turistas a la Virgen del Cerro.

Además la semana anterior frenaron la salida de un mini bus que quería llevar pasajeros a la inauguración de un boliche, ubicado en cercanías al Portezuelo.

El próximo lunes, referentes de los sindicatos de la Federación Nacional de Conductores de Taxis, Peones de Taxis, Cooperativa Don Omar y 28 de Octubre, finalmente se reunirán con el secretario de Gobierno, Ricardo Villada.

Raúl Saldaño, titular de la Federación, señaló que el sábado último a las 7:30, los taxistas se convocaron en la Plaza principal de la ciudad para bloquear el paso de los buses, que por ordenanza 13298/08 sólo están autorizados a realizar un circuito turístico cerrado.

“Tratamos de solucionar el problema, estos buses están autorizados por la Municipalidad para realizar sólo tours turísticos y estaban llevando gente a la Virgen del Cerro. Entre los dos buses que tiene esa empresa nos quitan 30 pasajeros”, dijo.

Señaló que por el bloqueo con una veintena de taxis llegaron al lugar inspectores de la Subsecretaría de Tránsito y de la AMT, quienes al solicitar la documentación correspondiente advirtieron que una de las unidades tenía vencida la RTO (Revisación Técnica Obligatoria) y el parabrisas astillado, por lo que fue secuestrado y trasladado al canchón municipal.

“Hace dos sábados que la empresa comenzó a ofrecer el servicio hasta la Virgen del Cerro, lo que provocó malestar en el sector. Nosotros advertimos de la situación a la Municipalidad porque ellos le otorgaron el permiso y como no hicieron nada nosotros protestamos.

A uno de los buses que estaban en la Plaza lo secuestró Tránsito y al otro le bajaron los pasajeros”, explicó el taxista.

Relató que hace dos sábados, los taxistas impidieron la salida desde Belgrano y Mitre de un mini bus que llevaba pasajeros a un boliche ubicado en la cima de un cerro de la entrada a la ciudad.