Rosita tenía 89 años de edad y había alojado en su casa de Santa Lucía a Di María cuando jugó el Mundialito de Trinidad.

La última vez que se vieron fue hace dos años cuando Ángel Di María llegó a San Juan con la Selección Argentina para jugar un amistoso palpitando el Mundial de Rusia. Desde aquel año no la veía pero sí estaba al tanto de su salud, por eso te jueves, cuando se enteró de su muerte, no dudó en publicar un mensaje de despedida en las redes sociales.

Rosita, la sanjuanina que alojó al crack de la Selección Argentina cuando era un niño, murió esta semana a los 89 años de edad. Tras conocer la triste noticia, el jugador no dudó en despedirla usando las redes sociales.

Gracias por todo Rosita, QEPD”, escribió “Fideo” quien tuvo una importante repercusión en las redes.

El día del reencuentro

“¡¿Qué hacés Rosita?! ¡Tanto tiempo!”. Ésas fueron las palabras que pronunció Di María al ver a la abuela con su nieto en el reconocido hotel donde se hospedaba. El recuerdo estaba intacto en la memoria de ambos. Ambos recordaron aquel 2001 cuando el jugador se alojó en la casa de Rosita en el Barrio Camilo Rojo, en Santa Lucía durante los 10 días que duró el Mundialito de Trinidad.

Desde aquel año se volvieron a ver un par de veces pero al momento del reencuentro en el 2016 hacían siete años que el contacto se había cortado. Rosita lo fue a visitar al hotel en el que se hospeda la Selección en San Juan y Di Marías los recibió como si el tiempo no hubiera pasado.