La organización publicó en Twitter que el chipá es oriundo de Misiones, lo que provocó la ira de miles de paraguayos en las redes sociales.

Twitter es el hogar de la polémica y la gastronomía no se queda afuera. Durante la mañana de este miércoles, la UNESCO publicó algo que tenía la intención de ser un contenido inocente y entretenido: “Chip, chip… ¡¡¡Chipa!!! Esperá, ¿no sabés lo que es Chipa? ¡Te presentamos este delicioso pan de queso proveniente de la reserva de la biosfera Yabotí en Argentina!“. El tweet -que también fue adaptado y posteado en la cuenta oficial de Instagram- culminaba con un link a una receta para aprender a prepararlo.
Lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura no esperaba era que su intrascendente publicación desatara la ira en Paraguay, donde “la chipa”, como nombran a la preparación en el país vecino, desempeña un papel fundamental en la tradición culinaria nacional. Como respuesta al tweet original, que fue borrado por la UNESCO luego de ver sus repercusiones negativas, hubo una avalancha de comentarios cargados de indignación y hasta la mismísima Secretaría Nacional de Cultura del Paraguay compartió un comunicado oficial, donde señala que la chipa es una “manifestación cultural inmaterial ligada estrechamente a la nación paraguaya” y cita diferentes resoluciones y leyes que la consagran como producto de incalculable valor cultural.

Ante las informaciones vertidas en las redes sociales de la UNESCO, en las cuales se afirma que la chipa es un alimento de origen argentino, dichas publicaciones afectan sensiblemente a un bien patrimonial inmaterial de la nación paraguaya; por lo que esta Secretaría de Estado ha remitido una nota aclaratoria a dicha organización nacional“, sostiene, severo, el texto difundido por la tarde.

Más allá de borrar su intervención en Twitter, la UNESCO decidió poner paños fríos a la situación reformulando el posteo y compartiéndolo solo en Instagram, esta vez con información políticamente correcta: “No es una sorpresa que la comida usualmente trascienda fronteras. Comemos desde mucho antes de que se establecieran los estados y naciones”, empieza. “Hoy, Paraguay, la región nordeste de Argentina, Uruguay, el sudeste de Bolivia y el sudoeste de Brasil son bendecidos con el chipa, una herencia culinaria compartida que, de acuerdo a algunos historiadores gastronómicos, data de los primeros asentamientos humanos en la región y es obra del pueblo guaraní”, continúa en la misma línea. La publicación agrega información sobre las situaciones de consumo (como acompañamiento para el café o parte de cualquier desayuno), sobre la harina de mandioca, sobre el rol del chipá como “plato nacional” en Paraguay y también sobre su relevancia en la reserva de la biosfera Yabotí (en Misiones).