El ex obispo de Orán deberá someterse a la justicia ordinaria por el delito de abuso sexual continuado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido.

Gustavo Zanchetta será sometido a pericias psicológicas en la jornada de hoy, en el marco de la investigación por las denuncias de abuso que pesan sobre él. Durante la audiencia de imputación, el ex obispo no quiso prestar declaración.

Según consignó Semanario Cuarto Poder la fiscal penal Mónica Viazzi, interina en la Fiscalía Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, imputó al ex obispo de Orán, Gustavo Oscar Zanchetta por el delito de abuso sexual continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido.

El juez de Garantías 2, Claudio Parisi, hizo lugar al pedido de la fiscal y le impuso la obligación de fijar domicilio dentro del país, mantener y comunicar el mismo; obligación de concurrir a todas las citaciones; abstenerse de realizar cualquier acto que obstaculice el descubrimiento de la verdad y la actuación de la ley y de acercarse a las víctimas o a su grupo familiar; prohibición de ejercer cualquier tipo de agresión física o psicológica respecto de las víctimas y concurrir a la pericia psicológica.

También le impuso la prohibición de salir del país, habiéndosele retenido el pasaporte y todos los documentos de viaje en su poder.