San Martín necesitaba un resultado positivo ante River para alimentar la ilusión de quedarse en Primera, pero la realidad le dio una nueva cachetada al equipo de la Ciudadela.

El 2-1 con el que se cerró el partido en el Monumental fue demasiado para los hinchas que seguían el partido por televisión en un bar de avenida Presidente Perón, en Yerba Buena.

Sobre el final del encuentro, con los ánimos caldeados, los cruces de opiniones subieron de tono hasta que todo derivó en una pelea en la que intervinieron varios protagonistas.