La empresa mexicana Coca Cola-Femsa, principal embotelladora de la gaseosa en el país, le pidió al Ministerio de Producción y Trabajo un procedimiento preventivo de crisis (PPC) para negociar cómo hacer frente a los aproximadamente 80 despidos que necesita realizar.


La empresa está atravesando una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de readecuar su estructura de trabajo”.